Biblioteca Escéptica

Archive for the ‘Dietrich, Paul Heinrich (Barón de Holbach)’ Category

Origen de nuestras ideas sobre la divinidad ( Paul Heinrich Dietrich – Barón de Holbach )

Posted by Biblioteca Escéptica en septiembre 6, 2012

Capitulo primero de la segunda parte del libro “Sistema de la naturaleza”

Una breve biografía del Barón de Holbach

Descargar “Origen de nuestras ideas sobre la divinidad”

Si los hombres tuvieran el coraje de remontarse a la fuente de las opiniones mas profundamente grabadas en su cerebro, se darían perfecta cuenta de las razones que le hicieron respetarlas como sagradas; si ellos examinasen con sangre fría el motivo de sus esperanzas y de sus miedos, observarían que deberían remover fuertemente sus ideas, no tienen ninguna realidad y no son sino palabras vacías de sentido, fantasmas creados por la ignorancia y modificados por una imaginación enferma. Su espíritu trabaja deprisa y sin resultado en medio del desorden de sus facultades intelectuales, engañadas por las pasiones que les impiden razonar justamente o de consultar la experiencia de sus juicios.

Emplazad un ser sensible dentro de una naturaleza cuyas partes estén en movimiento, el sentirá diversamente en razón de los efectos agradables o desagradables que esté obligado a probar: en consecuencia se encontrará feliz o desgraciado y según el tipo de sensaciones sentidas las amará o repudiará, buscará o huirá de las causas reales o supuestas de los efectos que operan en su cerebro.

Pero si es ignorante o privado de experiencia se engañará sobre sus causas, no podrá remontarse a ellas, no conocerá su energía ni su manera de actuar, y cuando estas experiencias reiteradas hayan fijado su entendimiento será preso de la desazón y de la incertidumbre. Leer el resto de esta entrada »

Posted in Dietrich, Paul Heinrich (Barón de Holbach) | Etiquetado: | 1 Comment »

El cristianismo desvelado ( Paul Heinrich Dietrich – Barón de Holbach )

Posted by Biblioteca Escéptica en octubre 4, 2008

Una breve biografía de Paul Heinrich Dietrich – Barón de Holbach

Descarga el libro ” El cristianismo desvelado ” desde aquí

El cristianismo desvelado es una  lúcida crítica contra la religion y sus normas por considerar todas las doctrinas religiosas instrumentos del despotismo.

Publicado anónimamente (se atribuye «al difunto señor Boulanger») en 1761 en Nancy y en 1767 en Amsterdam fue uno de los libros más buscados y leídos del siglo XVIII, y hoy sigue tan vigente como entonces. Recientemente ha sido traducido y  reeditado con el título ” El cristianismo al descubierto”.

André Comte-Sponville: El combate de la Ilustración sigue vivo y pocas veces ha sido tan urgente: se trata de un combate por la libertad

Michel Onfray: ¡Divino Holbach! La pasión atea de este filósofo es considerable. Pulveriza los melindres deístas de Rousseau, las comedias anticlericales de Voltaire, defensor de la religión para el pueblo, y las dudas de Diderot sobre Dios

Philipp BlomHol: El tema principal tanto en política como en cultura no es ya la batalla entre la derecha y la izquierda, sino entre la Ilustración y el oscurantismo

Tzvetan Todorov: En los tres cuartos de siglo que precedieron 1789, se produjo el gran vuelco responsable, más que ningún otro, de nuestra identidad actual. Por primera vez en la Historia, los seres humanos decidieron tomar el destino en sus manos y colocar el bienestar de la humanidad como el fin último de sus actos. Este movimiento surgió por toda Europa y no en un solo país. […] Todos somos hijos de la Ilustración

Posted in Dietrich, Paul Heinrich (Barón de Holbach) | Etiquetado: | Leave a Comment »

Paul Heinrich Dietrich – Barón de Holbach

Posted by Biblioteca Escéptica en enero 10, 2008

Filósofo ilustrado francés, de origen alemán, nacido en Heidesheim. De familia muy rica, se educó en Leiden y vivió sobre todo en París.

Entusiasta de la Ilustración y amigo de los philosophes (Condillac, Rousseau, Buffon, Galiani, Beccaria, Marmontel, Helvétius, Garrick, Franklin, Pristley, Hume, etc., ), los reunía dos veces por semana a comer en su casa, bajo la presidencia de Diderot, y en ella acogía también a todo extranjero célebre que pasara por París.

Contribuyó a la redacción de la Enciclopedia francesa, en conceptos de química, metalurgia y geología, y se mostró siempre como un activista de las ideas ilustradas.

Autor de El cristianismo desenmascarado o Examen de los principios y de los efectos de la religión cristiana (1767), Sistema de la naturaleza (1770) y La moral universal (1776).  Muchos de sus escritos filosóficos se publicaron anónimamente o fuera de Francia

Su obra fundamental  Sobre la naturaleza  sobre las leyes del mundo físico y del mundo moral  fue publicada bajo el seudónimo de Jean-Baptiste de Mirabaud e incluida en el índice de libros prohibidos. En ella se muestra a sí mismo como un materialista radical, ateo decidido.

Muy influido por Hobbes, Locke, Condillac y La Mettrie. Atribuye a la materia movimiento desde siempre y hasta capacidad de pensamiento, pero su mecanicismo aparece algo mitigado respecto del de La Mettrie (admite las «antipatías» y «simpatías» de Stahl), más cartesiano. El hombre -y también el mismo orden moral- no es sino un ser natural, físico por tanto, sometido a las mismas leyes materiales de todo el universo; llamamos «moral» a la perspectiva con que tratamos lo que en realidad es físico (noción de origen spinozista). El concepto de una voluntad libre resulta inadmisible dentro de este universo regido por la necesidad; la sensibilidad es característica de determinada materia (la animal) y no existe el alma como principio vital inmaterial. Todo está sometido a la ley suprema de la propia conservación (de nuevo Spinoza) y, en el orden moral, no hay otra ley que la del amor a sí mismo, el egoísmo, que la física denomina, desde otra perspectiva, fuerza de gravitación o de inercia. Toda religión es, por lo demás, corruptora e inútil, y, nacida del temor y de la ignorancia, queda suprimida por la reforma de las costumbres que supone la difusión de las ideas ilustradas. Ni el ateísmo ni la filosofía están, sin embargo, al alcance de la masa.

El libro tuvo éxito, pero fue muy criticado: no gustó al deísta Voltaire, quien lo criticó en su artículo «Dios»» de la Enciclopedia, mientras que Goethe lo tachó de obra «tenebrosa y cadavérica»; de entre los ilustrados, sólo Diderot, posible coautor según algunos, defendió sus puntos de vista.

Posted in Dietrich, Paul Heinrich (Barón de Holbach) | Etiquetado: | Leave a Comment »

 
A %d blogueros les gusta esto: