Biblioteca Escéptica

Archive for the ‘Ciceron, Marco Tulio’ Category

Sobre la naturaleza de los dioses (Marco Tulio Ciceron)

Posted by Biblioteca Escéptica en febrero 12, 2008

Una breve biografía del autor

Descarga el libro desde aquí 

Tras la derrota de Pompeyo y tener que someterse a la indulgencia de César y las muertes de esposa e hija Cicerón busca refugio en la filosofía escribiendo diversos tratados entre los que hay que destacar Tusculanae Disputationes (Las Tusculanas) en las que plantea la utilidad de la filosofía para soportar las dificultades de la vida, una consolación en las desgracias (Boecio se inspirara en ellas cinco siglos después). De natura deorum (Sobre la naturaleza de los dioses), en la que diversos personajes exponen las teorías epicúrea y estoica sobre la divinidad concluyendo Cicerón, que se declara académico, como mas convincente la estoica.En esta obra Cicerón usa las ideas estoicas, con el propósito de mostrar que el universo está gobernado por un diseñador inteligente. Argumentó que se necesitaba un propósito conciso para expresar arte (por ejemplo para hacer una escultura o una pintura) y por lo tanto, dado que la naturaleza era más perfecta que el arte, la naturaleza también mostraba propósito. Él razonó que el movimiento de un barco guiado por una inteligencia hábil, y un reloj de sol o de agua muestran la hora por diseño en lugar de por casualidad. Dijo que incluso los bárbaros de Bretaña o Cintia no dejaban de ver que un modelo que mostraba los movimientos del sol, estrellas y planetas, fuera el producto de una inteligencia consciente. de agua muestran la hora por diseño en lugar de por casualidad. Dijo que incluso los bárbaros de Bretaña o Cintia no dejaban de ver que un modelo que mostraba los movimientos del sol, estrellas y planetas, fuera el producto de una inteligencia consciente.”  

Anuncios

Posted in Ciceron, Marco Tulio | Etiquetado: | Leave a Comment »

Marco Tulio Ciceron

Posted by Biblioteca Escéptica en enero 10, 2008

Nació el 3 de enero de 106 a.C en Arpinum (Arpino, Italia). Cursó estudios de derecho, oratoria, literatura y filosofía en Roma. Después de una breve carrera militar y tres años de experiencia como abogado viaja a Grecia y Asia, donde continuó sus estudios. Regresó a Roma en el 77 a.C. y comenzó su carrera política. En el 74 a.C. fue elegido miembro del Senado. Apoyado por los patricios en su candidatura al consulado en el 64 a.C. ante el otro candidato, Lucio Sergio Catilina. Elegido Cicerón, Catilina volvió a intentarlo al año siguiente con los mismos resultados. Entonces,organizó una conspiración para derribar el gobierno. Cicerón controló la situación, detuvo y ejecutó a varios de los partidarios de Catilina y a éste lo expulsó del Senado con una ardiente soflama conocida como Catilinarias. Fue criticado por Julio César y por otros senadores romanos que opinaban que había obrado con excesiva dureza, sin proporcionar las debidas garantías legales a los conspiradores. Por ésto, tuvo que partir como exiliado en el 58 a.C. Vivió un año en Macedonia, tras el que fue perdonado por el general romano Pompeyo el Grande. Hasta el 51 a.C. se dedicó a la literatura, pero aceptó el encargo de gobernar la provincia romana de Cilicia como procónsul. Un año después volvió a Roma en el 50 a.C. y se unió a Pompeyo, que se había convertido en el mayor enemigo de Julio César. Cuando César derrotó a Pompeyo, en el 48 a.C., aceptó su amistad, aunque mientras César fue dictador de Roma, vivió apartado de la vida política. Tras el asesinato de César, ya en el 44 a.C., retornó a la política. Esperando ver la restauración de la República, apoyó a Octavio, más tarde el emperador Augusto, en sus luchas contra el cónsul romano Marco Antonio. A pesar de todo, Octavio y Marco Antonio se reconciliaron, y Cicerón fue ejecutado como enemigo del Estado, el 7 de diciembre del 43 a.C.
Entre sus obras destacan sus tratados De Legibus (Sobre las leyes), De Officiis (Sobre el deber), y De Natura Deorum (Sobre la naturaleza de los dioses). La más famosas de sus piezas de oratoria son las cuatro contra Catilia, conocidas por Catiliniarias, y las catorce contra Marco Antonio conocidas por Filípicas.
Entre las obras menores de Cicerón, los tratados De Senectute (Sobre la vejez) y De Amicitia (Sobre la amistad).”

Posted in Ciceron, Marco Tulio | Etiquetado: | 2 Comments »

 
A %d blogueros les gusta esto: