Biblioteca Escéptica

Minima Moralia: Reflexiones desde la vida dañada – Theodor Adorno

Posted by Biblioteca Escéptica en enero 15, 2013

“Sólo con quien te ama puedes mostrarte débil sin provocar una reacción de fuerza”

Otras frases de Theodor Adorno

minima. moraliaUna breve biografía de Theodor Adorno

Descargar “Mínima Moralia “

Probablemente esta es una de las obras más conocidas de Adorno, fue escrita en su mayor parte en los años finales de la Segunda Guerra Mundial.

Con la perspectiva del intelectual en el exilio , el autor articula en tres partes y un apéndice un corpus  de aforismos, teñidos de un profundo sentimiento de desgarro, en los que aborda algunos de los ámbitos favoritos de su pensamiento, como la sociología, la antropología o la estética.

El conjunto constituye, sin duda, una de las obras fundamentales de la filosofía de la segunda mitad del siglo XX

Anuncios

Una respuesta to “Minima Moralia: Reflexiones desde la vida dañada – Theodor Adorno”

  1. Luis Tovar said

    Una lectura bastante desgarradora. Me gustaría destacar especialmente el aforismo 68:

    “La indignación por las atrocidades cometidas se hace menor cuanto menos parecidos son los afectados al lector normal, cuanto más oscuros, «sucios» y dagas. Esto dice tanto del crimen en sí como de los que lo presencian. En los antisemitas quizá el esquema social de la percepción esté configurado de tal modo que no les permite ver a los judíos como hombres. La tan oída afirmación de que los salvajes, los negros o los japoneses parecen animales, casi monos, contiene ya la clave del pogrom. Su posibilidad queda ya establecida desde el momento en que el ojo de un animal mortalmente herido da con el hombre. El empeño que éste pone en evitar esa mirada —«no es más que un animal»— se repite fatalmente en las crueldades infligidas a los hombres, en las que los ejecutores tienen continuamente que persuadirse del «sólo es un animal» porque ni en el caso del animal podían ya creérselo.”

    Calificar a otro ser humano como “animal” (a pesar de que todos los humanos somos biológicamente animales) significa automáticamente desecharlo a la categoría de víctima permitida, de víctima aceptada. Es una auto- justificación para el crimen por parte del propio agresor. Por eso, a quienes denominamos como “animales” (los no humanos) son nuestras víctimas aceptadas; en las granjas, en los mataderos, en los laboratorios y otros centros de explotación y exterminio. Cada día esclavizamos y matamos a millones de ellos para nuestro propio beneficio sin apenas darnos cuenta, sin ser conscientes de su sufrimiento, ignorando que son seres que sienten y que desean vivir. Estamos todos inmersos en un automatismo perverso y genocida. Con la única excusa de que “sólo son animales”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s